Noticias |  Sociedad   |   [26/11/2008] | Página Principal
INVESTIGACIÓN SOBRE TRABAJO INFANTil
Revelan que es alta la explotación sexual de niños en la provincia
Según datos preliminares, se puede sostener que los menores son utilizados para la trata, la venta de órganos y hasta para el alquiler de vientres. El fenómeno se da tanto en la ciudad como en el interior. La autora del trabajo asegura que estas situaciones podrían evitarse.
La explotación sexual de niños en Corrientes es alta, asegura una investigadora que recientemente comenzó a estudiar las formas de trabajo infantil en Corrientes. Según los datos preliminares obtenidos, la magister María Alejandra Silva sostiene que la trata, la venta de órganos, el tráfico de drogas y hasta el alquiler de vientres son prácticas en las que se utilizan a menores.
La investigación de Silva está basada en datos obtenidos de órganos públicos de cuatro grandes zonas de la provincia, los cuales fueron tomados como referencia. Aunque recién está en su primera etapa y se desarrollará durante 10 años, ya le permitió realizar una aproximación.
Estudió una población comprendida por niños de 5 a 14 años que viven en las cuatro áreas de referencia: Goya, Paso de los Libres, Monte Caseros y la ciudad de Corrientes. En ellas encontró realidades diferentes, que pudo separar en tres grandes ramas: trabajo infantil urbano, trabajo infantil rural y trabajo esclavo o trata, este último detectado en zonas de fronteras.
En el trabajo preliminar de aproximación realizado por la investigadora, esta considera que los niños de Corrientes se ven involucrados con los siguientes trabajos: en el sector urbano, los trabajos más comunes serían la construcción, la recolección de residuos, la elaboración y venta de alimentos, la venta callejera, el oficio de aguatero de cementerios, el trabajo doméstico y el de cuidar autos, motos y bicicletas. Pero también el comercio de droga, el contrabando y la explotación sexual.
En el área rural, los trabajos detectados fueron el arreo de animales, la cría de ganado y ordeñe, el trabajo en las ladrilleras, en cultivo y cosecha de horticultura, la fumigación de plantaciones, la venta callejera, el trabajo doméstico y también la explotación sexual.
Finalmente, en lo que se refiere a trabajo infantil esclavo, la investigadora detectó además del contrabando, la venta de droga y explotación sexual, que los menores se ven involucrados en la venta de órganos y el alquiler de vientres. Según explicó, esto se debe al hecho de que los niños no son detenidos, sino que sólo son “demorados” por no tener edad para ir a la cárcel.
“Actualmente, no existe programa provincial que se ocupe de todos, sino que según las jurisdicciones existen actividades puntuales para muy pocos destinatarios y la mayoría de ellas sólo se realizan en la ciudad de Corrientes, quedando el resto librado al azar”, adelantó Silva en una entrevista realizada por la revista Ciencia y Técnica de la Universidad Nacional del Nordeste (Unne).
Y además confió en que al momento del diseño de la investigación, distintos organismos competentes manifestaron su disponibilidad para acompañar este trabajo, pero que luego de cuatro reuniones mantenidas en lo que va del año, la información suministrada fue “escasa”.
VER MÁS EN LA EDICIÓN IMPRESA


 
Buscar
Búsqueda avanzada
Ediciones anteriores
miércoles 26, noviembre de 2008
Hoy: Algo nublado
Vientos de direcciones variables, prevaleciendo del este
20° mínima / 33° máxima










 
Cómo anunciar | Contáctenos
Actualidad | Sociedad | Deportes | Interior | Pais
Mundo | Policiales | Opinión | Espectáculos | Economía y Negocios
Copyright 2006 La República | Todos los derechos reservados.
Política de Privacidad
www.coninfo.net