El ministro de Salud, Ricardo Cardozo, envió una nota a su par de la cartera sanitaria santafesina, Miguel González, respecto de la situación del niño F. A. y de la salud de la provincia, haciéndole notar su intervención en el caso de manera mediática, y si bien ofrecía colaboración y disposición a brindar contención, no lo hizo de manera directa a los involucrados, sino que buscó trascender a través de los medios de comunicación.

 

El ministro de Salud Pública de la Provincia, Ricardo Cardozo,salió al cruce de las declaraciones que su par santafesino, Miguel González, realizara respecto a la situación del chico de 13 años cuya inclusión en la lista de espera para trasplantes del Incucai fuera rechazada por un ateneo médico en Buenos Aires y que incluyeran críticas al sistema de salud correntino.

Cardozo eligió el camino de una carta personal de ministro a ministro, relatándole detalle de caso y el estado de situación de la salud pública en la provincia, al tiempo que le recuerda lo que significa salir públicamente a tratar de desprestigiar la opinión profesional de los médicos que integraron el ateneo en el hospital Garrahan de Buenos Aires.

El texto completo de la dura carta es el siguiente:

"AL MINISTRO DE SALUD DE LA PROVINCIA DE SANTA FE

DOCTOR MIGUEL GONZÁLEZ

 Me dirijo a usted en mi carácter de Ministro de Salud Pública de la Provincia de Corrientes, a fin de hacerle llegar en nombre de la Provincia, los más sinceros agradecimientos por la disposición y atención que demostrara públicamente respecto al caso del niño Fernando Almeida, según me he enterado  a través de la  nota publicada en el portal ámbito.com.

Tal es así, que a fin de hacerle llegar mi gratitud  lo más rápido y directo  posible,  me permito recurrir a un medio privado como tenemos la costumbre de hacerlo en Corrientes con nuestros pares de otras Provincias  y no a un medio periodístico como aparentemente  se acostumbra en Santa Fe.

La situación del niño Fernando Almeida afligió profundamente a los integrantes de este Ministerio como a la comunidad correntina, caracterizada por un alto sentido de solidaridad y que prioriza ante todo la salud y calidad de vida de nuestros niños.

Por ello, en este caso como en otros igualmente desafortunados que nos han sucedido, hemos puesto a disposición todos los recursos tanto sanitarios como humanos y de toda índole con que cuenta la Provincia y que fueron inmediatamente afectados desde el Gobierno para atender y contener a Fernando Almeida y su familia.

Aprovecho la misiva para, con todo el respeto que su investidura merece, iluminarlo respecto a algunas apreciaciones poco felices que se desprenden del artículo periodístico publicado, puesto que de sus dichos podría interpretarse la falta de información fidedigna respecto al caso, incompatible con el alto cargo de Ministro que ambos ostentamos.

A fin de colaborar en su gestión, y como humilde par de la cartera ministerial que se nos ha confiado, he de comentarle algunos detalles de la cuestión que podrían serle útil para sus próximas declaraciones periodísticas.

A modo informativo, paso a comentarle que en nuestro Hospital Pediátrico “Juan Pablo II”, Fernando recibe el tratamiento específico para su diagnóstico (insuficiencia cardíaca severa, consecuencia de una miocardiopatía dilatada de evolución crónica, con 40 días de evolución), con mejoría parcial inicial, seguido luego de empeoramiento progresivo. Por lo que se decide realizar consulta al Servicio de Cardiología Infantil del Hospital 'Prof. Dr. Juan P. Garrahan' acordándose su derivación, que se concretó por vía área en el avión sanitario de la Provincia el día 19/09/17.

En dicha institución se confirma el diagnóstico, y evalúan las diferentes posibilidades terapéuticas. El 22/09/17 se realiza un Ateneo con la asistencia del equipo de trasplante, y de los servicios de Cardiología, Cirugía Cardiovascular y Terapia Intensiva, donde se confirma la irreversibilidad del cuadro, así como la escasa respuesta al tratamiento y el agregado de fallo hepático y renal. Se concluyó que ajustándose a los criterios de trasplantes cardíacos del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI), el paciente no reúne las condiciones para ingresar a la lista de espera de pacientes a ser trasplantados.   

Teniendo en cuanta lo mencionado en el párrafo precedente, desde el Ministerio de Salud Pública Provincial se deja de manifiesto que la decisión respecto del trasplante del niño es tomada por el Ateneo de Trasplante Cardíaco, y de los servicios de Cardiología, Cirugía Cardiovascular y Terapia Intensiva, del Hospital Garrahan, por lo que la medida está perfectamente argumentada bajo criterio médico, según informe enviado por el Hospital 'Prof. Dr. Juan P. Garrahan'.

Confío en lo incensario de recurrir a tener que explicarle como colegas, el respeto hacia la decisión del alto cuerpo de profesionales que ha analizado la cuestión respecto a la viabilidad o no del trasplante cardiaco del paciente, y además porque en la publicación se ha explayado lo suficiente respecto al proceso del INCUCAI-SINTRA.

Ante esa situación, el paciente fue nuevamente derivado en avión sanitario de la Provincia al Hospital Pediátrico de Corrientes.

De manera inmediata me presenté ante la madre del niño, a quien le expresé mi aflicción por tan difícil y triste situación, poniendo a su disposición todo lo que tanto su hijo como ella pudieran requerir en los diferentes aspectos que amerita un momento como el que está pasando la familia.  Igual contención fue brindada desde los demás Ministerios de la provincia con injerencia en la cuestión.

Por otro lado, le informo que el Hospital Pediátrico Juan Pablo II, cuenta con prestigiosos especialistas, con servicios de altísima calidad en cuanto a equipamiento y confort para brindar a nuestros niños y sus padres una atención de calidad, tal como se merecen y considerando que es un derecho esencial y una obligación nuestra darles la contención necesaria.

En este sentido, comento también que en Corrientes se realizan trasplantes cardíacos y renales en el Instituto de Cardiología de Corrientes, institución de gran prestigio a nivel país, con equipos de última generación y con profesionales formados y destacados en cada una de las especialidades, por lo que queda en evidencia que en nuestra provincia sí contamos con un servicio de calidad para los correntinos.

Fuera de este caso específico, puedo también informarle orgullosamente que la provincia lleva invertido en obras de infraestructura sanitaria más de 300 millones, además del equipamiento de última generación adquirido; considerando su necesidad de búsqueda de información lo invito a Usted y al equipo encargado de informarle, a visitar nuestro portal oficial http://saludcorrientes.gob.ar/w/.

Por último, quiero dejar de manifiesto que en Corrientes priorizamos la comunicación directa y personal, especialmente entre pares funcionarios, y no a través de terceros o por medios de comunicación, a fin de evitar tristes y bochornosas declaraciones, por lo que dejo a su disposición mi número de teléfono personal: 379-4666422 para que en cualquier momento del día pueda Ud. comunicarse directamente y sin necesidad de exponerse a dichos de terceros que podrían comprometer sus apreciaciones públicas por falta de veracidad.  

 Me despido de Ud. dejando a disposición de la salud de los santafesinos, la colaboración que pudieren necesitar en materia sanitaria de parte de esta cartera a mi cargo.

Sin otro particular y quedando a disposición para las inquietudes que usted o el equipo encargado de informarle pudieran  tener, lo saludo  muy cordialmente".