Bajo fuerte custodia, Félix Rosales fue conducido desde Curuzú Cuatiá, donde se encuentra alojado, para que brinde su declaración.

Félix Amadeo Rosales (54) fue conducido en la mañana de ayer al Juzgado de Instrucción de Mercedes. Lo trasladaron desde Curuzú Cuatiá, donde está alojado, bajo fuerte custodia. Lo identificaron formalmente, le hicieron conocer los cargos y luego declaró. La defensa está a cargo de Andrés Gauna. El detenido está acusado de participar en el homicidio del empresario y ganadero Héctor Aníbal Sartori (74), que ocurrió en diciembre de 2015. Rosales está imputado de los delitos de homicidio doblemente calificado por ensañamiento y por el concurso de tres o más personas y homicidio simple agravado por ser cometido con violencia por utilización de arma de fuego en concurso real”. Después de la diligencia en el Juzgado, lo trasladaron a la Unidad Regional III de Curuzú Cuatiá donde permanece preso. Con la captura de Rosales son cuatro lo detenidos en la causa, que tiene a su cargo la jueza Margarita López Rivadeneira, Fiscalía de Adrián Aurelio Casarrubia.

Defensa

El abogado Andrés Gauna asumió la defensa de Félix Rosales.
En declaración es a Tu Corrientes, el profesional manifestó que “una vez que acordamos mi servicio como defensor, me puse a trabajar en el caso que tiene características muy complejas”. Señaló que “conozco muy bien el expediente y eso me representa una ventaja por lo que en los próximos días estaré solicitando las medidas que considere necesarias”. Indicó que, “en un principio, le brindaron a Rosales la asistencia de un defensor oficial. Se abstuvo a declarar y me designó como su abogado. Hay que esperar que declare para avanzar en su defensa y ver las pruebas que aporta para enfrentar los cargos”.

La detención

Agentes de la Dirección de Investigaciones de la Policía Bonaerense de Avellaneda-Lanús, junto con el personal de la Dirección de Delitos Complejos de la Policía de Corrientes, realizaron un procedimiento el viernes 22 de septiembre en la localidad bonaerense de Villa Fiorito, en el Partido de Lomas de Zamora. Los investigadores lo venían siguiendo desde que subió a un auto en una finca en Villa Caraza, en el partido de Lanús.

El hecho

El homicidio de Héctor Sartori, oriundo de Campo Grande, Misiones, fue cometido el domingo 6 de diciembre del 2015, cerca de las 16, en el interior de su estancia “El Quebracho”, ubicada por la ruta nacional Nº 123, entre los kilómetros 77 y 78 en jurisdicción de Felipe Yofre.  Al menos cuatro delincuentes irrumpieron en el lugar y sorprendieron a Sartori, que se encontraba junto a un amigo y un menor de edad. Los maleantes lograron reducir a todos bajo intimidaciones con armas de fuego y los ataron de pies y manos con alambres.  Allí dieron inicio a una sesión de tortura extrema. Al parecer, el empresario se resistió a que lo roben y recibió una feroz golpiza, que lo desfiguró. Le fracturaron el cráneo y terminó muriendo. Cuando la policía llegó, se encontró con el cuerpo del empresario y, al recorrer las instalaciones, dieron con otro cadáver, que recién fue identificado un mes después.  Se estimó que la otra víctima fatal, un carretista de Formosa, formaba parte del grupo asaltante y habría sido herido con un cuchillo por Sartori. En esa instancia, sus secuaces habrían decidido ejecutarlo.