El acto se hará mañana, en San Miguel, con la presencia de Marcos Peña. Son más de 42.000 hectáreas.

En San Nicolás (San Miguel), uno de los portales de acceso oeste a los Esteros, se hará mañana el acto de donación del segundo núcleo al parque nacional Iberá, con la presencia del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el titular del Plan Belgrano, Carlos Vignolo. 
Esta vez son 42.000 hectáreas las que donará la fundación Conservation Land Trust (CLT) a la Administración de Parques Nacionales. La entrega simbólica, programada para las 11, estará a cargo de Kirs McDivitt, viuda de Douglas Tompkins, a quien acompañarán, además de los funcionarios nacionales, la ministra de Turismo de la Provincia, Inés Presman, y otras autoridades provinciales y municipales e integrantes del Comité Iberá.
Las tierras donadas pasarán a conformar el Gran Parque Iberá, un área protegida de 700.000 hectáreas, 550.000 hectáreas de parque provincial más 150.000 donadas por CLT a Parques Nacionales.
El parque Iberá es modelo de “producción de naturaleza”, donde se implementan proyectos de reintroducción de especies, como el oso hormiguero, al venado de las pampas, al tapir, el pecarí, y se trabaja con el guacamayo rojo y el yaguareté. Además se realizan trabajos con las comunidades cercanas, generando empleo y orgullo a sus habitantes. 
El parque Iberá es el motor de economía más fuerte de los últimos años, generando desarrollo local a partir del ecoturismo, mostrando grandes avances en localidades cercanas, como Pellegrini, Concepción y San Miguel, a las que se sumará Loreto y Villa Olivari.
Este proceso de entrega parciales por núcleos comenzó el año pasado con la entrega del Portal Norte Cambyretá, cercano a las localidades de Ituzaingó y Villa Olivari, (con alrededor de 23.000 hectáreas), continúa ahora con San Nicolás (con más de 42.000 hectareas) y seguirá con el portal este Laguna Iberá, cercano a Carlos Pellegrini, y por último, el portal oeste Carambola, en la localidad de Concepción, sumando así 150.000 hectáreas.
“El Portal San Nicolás es maravilloso por la cantidad y variedad de fauna, es indescriptible salir a caminar y ver nidos de jabirú en los árboles, cruzarse con familias de carpinchos en el camino, yacarés soleándose, ciervos que parecen no molestarse con el paso de la gente y deslumbrase desde la canoa a botador con cientos de aves que adornan ese paisaje tan increíble”, dijo Marisi López, referente de CLT.
San Miguel será sede administrativa del parque nacional Iberá.