La firma Connea SA cobró una cifra sideral por haber alquilado maquinaria obsoleta y en mal estado, que pagó la Municipalidad de Goya. Eso costó realizar 30 cuadras de pavimento, que no duraron un mes: $ 233.000 cada una.

Tras la derrota del peronismo kirchnerista en Goya y tras un paupérrimo trabajo de pavimentación de calles de la ciudad por parte de la gestión del intendente Gerardo Bassi, el Concejo Deliberante dio por finalizado el contrato que mantuvo por menos de dos años con la empresa Connea S.A., la cual le alquiló equipamiento para realizar asfalto flexible a la segunda ciudad de la provincia por más de 7 millones de pesos.
Esta firma había colaborado con la maquinaria necesaria para conformar Vial Goya, una suerte de organismo municipal que se encargaría de terminar con calles de tierra con el método de asfalto caliente, el cual operaba bajo las órdenes de la Secretaría de la Producción, Empleo y Desarrollo Sustentable, a cargo de Carlos Antonio López Soto.
En junio del año pasado, el Concejo Deliberante de Goya aprobó  la adquisición de una planta de asfalto flexible y de maquinaria a través de un leasing, pero luego de un año el Municipio decidió rescindir el contrato con la empresa Connea S.A. por la situación de crisis financiara que atraviesa la administración de los Bassi (Gerardo y su hijo Marcos).
La misma había sido cuestionada por la oposición de Encuentro por Corrientes (ECO) + Cambiemos, cuando la idea fue presentada ante el cuerpo colegiado, ya que el sistema de arrendamiento de bienes mediante un contrato en el que se prevé la opción de compra por parte del arrendatario, despertaba sospechas y aroma a negociado. Más tarde, la duda se convirtió en certeza, tras aprobarse la resolución que habilitó al Ejecutivo municipal a avanzar con la modalidad. Allí se comprobó que la maquinaria que llegó a Goya era prácticamente inservible o chatarra. Se trataba de equipos obsoletos y en mal estado. En junio del año pasado comenzó a operar con la realización del corsódromo, obra que no alcanzó a la inauguración del ciclo carnavalero ya que al ingresar uno de los carros de sonido se agrietó, previamente a la noche de corsos.
El contrato que había celebrado entre la gestión Bassi y Connea le salió a la Comuna 13.300 dólares más IVA por mes, desde junio del año pasado hasta la semana pasada, con el agravante de que al rescindírsele el contrato debe pagarse 8 cuotas más.
Esto lo grafica el diario digital goyano Identidad Correntina, que  informó que se había iniciado el desmantelamiento de la planta que estaba emplazada en la zona sur de la ciudad, camino al cementerio La Soledad.
El concejal radical Jesús Méndez Vernengo expresó a ese medio que el año pasado se aprobó de manera exprés la concesión. “Ingresó un jueves y a los tres días hábiles se aprobó. La Municipalidad de Goya gastó en un asfalto que se rompió a los 3 días de inaugurado, por lo cual realizamos un pedido de informe”, dijo el edil goyano.
Asimismo, afirmó que “en 2016 se empezó a pagar un alquiler de 13.000 dólares por mes, y entre el mes de julio y el de diciembre se gastaron 1.300.000 pesos sin que se utilice la planta. A noviembre de 2017 se gastaron 2.394.000 pesos. Se erogaron 1.600.000 pesos por maquinaria con más de 25 años de antigüedad. Sumando las 8 cuotas de rescisión de contrato, son casi 2.000.000 de pesos. Es decir que se gastaron sin contar mano de obra y material en 30 cuadras de asfalto, cerca de 7.000.000 de pesos en alquiler”, manifestó.
Teniendo en cuenta estos números cada cuadra de asfalto barato le salió al Estado goyano233.333 pesos, lo que en principio se estima estaría con el precio inflado.
Por su parte, el concejal de ELI  Fernando Vallejos dijo que “es lamentable que en este lapso se hayan dado cuenta del dinero mal gastado, que es de todos los goyanos. Se aprobó el 7 u 8 de julio de 2016 con una garantía leonina de 6 meses”. “Se recibió en comisión la visita del ingeniero López Soto, y llegó a decir que podría hacer una cuadra en 3 horas con mucha convicción y seguridad”, agregó.