“Hoy hay leales que están presos por leales y traidores que no sólo gozan de las mieles de su entrega, sino que cada tanto son convocados por el nuevo espacio”, aseguró el exjefe de Gabinete, quien cuestionó la estrategia light de CFK.

Lo que parecía impensado en otros momentos sucedió ayer: el jefe de Gabinete durante el kirchnerismo Aníbal Fernández escribió una  carta explosiva y repleta de críticas contra la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, a quien acompañó desde distintos roles institucionales durante los 8 años en que la exjefa de Estado estuvo al frente de la Casa Rosada.
En la misiva, Fernández cuestionó a la exmandataria por haber desconocido al Partido Justicialista (PJ) en las últimas elecciones legislativas y apostar a Unidad Ciudadana, “una construcción berreta que lejos de parecerse a un frente compuesto por fuerzas de distintos palos se asemeja más a quienes desde la impotencia” intentan hacer “desaparecer” al peronismo.
El exfuncionario le dedicó un párrafo de su carta a la “lealtad”, valor determinante en la doctrina peronista. Dijo que es posible que ese concepto ya “no garpe electoralmente”. Pero resaltó: “Hoy hay leales que están presos por leales y traidores que no solo gozan de las mieles de su entrega, sino que cada tanto son convocados por el ‘nuevo espacio’ para ver si vuelven al redil, o si negocian, o si dialogan, o si articulan o si… coso”.
Si bien no los nombró, la frase pareciera estar dedicada a los exfuncionarios que recientemente fueron detenidos por distintos casos de corrupción. De hecho, este lunes Fernández visitó a Julio De Vido en prisión, gesto que fue agradecido públicamente por el exministro de Planificación Federal de la Nación.
Aníbal Fernández no es el primer dirigente kirchnerista que critica la falta de respaldo de la exmandataria a dirigentes que formaron parte de su gestión y hoy están complicados en los tribunales de Comodoro Py. Días atrás, el exsecretario de Comercio, Guillermo Moreno, dijo que CFK debería haber puesto “las dos manos en el fuego” por De Vido, Amado Boudou y César Milani. Sucede que, en medio de una entrevista radial realizada durante la última campaña, la expresidenta había dicho que “solo estaba dispuesta a quemarse por su familia”.
Fernández se refirió además a la estrategia comunicacional y política asumida por la senadora electa en los últimos meses. Le cuestionó que haya querido “parecerse al enemigo” y dijo que “no se puede” borrar del horizonte a “dirigentes estigmatizados que se han roto el alma en nombre del proyecto”.
“No se puede hacer campaña con el culo en la mano. No se puede ser socio de un club que no te quiere como un socio más, aunque pagues rigurosamente la cuota que, además no es barata. No se puede “parecerse” al enemigo utilizando hasta su terminología, sin pagar consecuencias. No se puede “ignorar” el fuego amigo y disfrazarlo de vehemencia. No se puede aceptar o perdonar las peores agachadas de mierda en nombre de la Unidad y la Concordia”, suscribió Aníbal Fernández.