El arzobispo de Corrientes pidió “trabajar por el bien común, en especial por los que más necesitan”.

El arzobispo de Corrientes, Andrés Stanovnik, bregó por “el diálogo, el consenso y trabajar por el bien común, en especial por los más necesitados”, en un mensaje ante el fin de año, que en Corrientes coincide con el cambio de gobierno. “Hay gente que sufre este sistema económico de ajuste”, aseguró el prelado en declaraciones a la prensa tras reunirse con el intendente y la viceintendenta salientes de la Capital, Fabián Ríos y Any Pereyra. 
“No es una buena política cuando hacemos sufrir a los que siempre sufren. El bien común es responderles a los sectores más carenciados”, analizó Stanovnik en clara referencia a la reforma previsional que se debate en el Congreso. 
Aun así, dijo que la Iglesia tiene “esperanza” en el gobierno de Mauricio Macri, aunque marcó que en el país “no se dieron grandes pasos en la lucha contra la pobreza”. “Las políticas tienen que partir de la periferia no desde el centro. Como imagen, hay que comenzar a asfaltar (urbanizar, crear las condiciones básicas para la vida digna) desde afuera hacia adentro. Eso significa una conversión de entender la comunidad a la que servimos”, reflexionó.
En cambio, destacó los “pasos importantes” en materia de lucha contra el narcotráfico en Corrientes. “Hay un control mayor que hace 4 o 5 años, cuando no se encontraba nada”, dijo, en referencia a los cargamentos de droga incautados en la zona.
Con respecto a la situación en la provincia, resaltó que más de “10 años de democracia sin grandes convulsiones –pensemos en el 99– son para alegrarse”.

Foto: Radio Sudamericana