Empleados resolvieron una medida de fuerza en las primeras horas de este miércoles. 

Trabajadores de la Caja Municipal de Préstamos (CMP) protestaron este miércoles por aumentos salariales “arbitrarios” otorgados al personal jerárquico del organismo, cuando no hay respuestas al pedido de mejoras para el personal. Comenzaron la jornada con retención de servicios, medida que fue levantada una vez conocida la decisión de dar marcha atrás con los aumentos.
Liliana Francini, delegada de ATE, contó que el sindicato planteó la necesidad de “mejores salarios y aumentos para el personal de la Caja Municipal y, sobre todo, para los carteros, que son los que hacen la distribución de los impuestos por las casas”, pero la respuesta fue que “no hay plata”. 
“Nos encontramos ahora con dos resoluciones, una del 9 de octubre, que otorga un 33% de aumento retroactivo a marzo, para el personal directivo de la Caja. Y ahora, otra resolución con fecha 25 de octubre, con un 40% de aumento al personal jerárquico”, comentó en declaraciones radiales. 
“Rechazamos esta medida y solicitamos mejores condiciones laborales y salariales”, expresó Francini. Finalmente, la dirección de la CMP decidió dar marcha atrás con las polémicas resoluciones y abrir el diálogo con el personal. Por ello, los trabajadores resolvieron dejar sin efecto la medida de fuerza.