En Entre Ríos, el presidente llamó a “sostener el compromiso con el cambio necesario para reconstruir desde la verdad la Argentina que soñamos”. Además, dijo que “hay que dejar de endeudar el país” y defendió la reforma previsional.

De visita en Entre Ríos, el presidente Mauricio Macri instó ayer a “renovar el compromiso” con “el cambio necesario para reconstruir desde la verdad la Argentina que soñamos”, al recordar que el domingo se cumplirá el segundo aniversario del inicio de su gestión, a la vez que resaltó que “hay que dejar de endeudar el país”.
“Ahora que estamos terminando el año tenemos que renovar el compromiso todos los argentinos a trabajar en conjunto, diciéndonos la verdad, poniendo el Estado al servicio de la gente y no de la política, porque ese es el camino para reconstruir la Argentina que soñamos”, señaló el mandatario.
“Este domingo se van a cumplir dos años desde que decidimos emprender este cambio en la Argentina. Dos años que dijimos que la resignación no es una alternativa y que juntos vamos a construir el país que soñamos y donde todos tenemos que comprometernos”, manifestó.
Macri hizo estas declaraciones en la ciudad entrerriana de San Benito, a 120 kilómetros de Paraná, donde recorrió obras de viviendas acompañado por el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, y por el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, entre otros.
En otro orden, opinó que “hay que dejar de endeudar el país” porque “es confiscar el futuro de nuestros hijos” y garantizó que las reformas que impulsa su gobierno “son fundamentales para darle previsibilidad” a Argentina.
Luego, en declaraciones a la prensa local, Macri dijo que su gestión busca “un gasto responsable. No podemos seguir endeudando la Argentina, que es confiscar el futuro de nuestros hijos y nietos”.
“Tenemos que tener un Estado que funcione al servicio de la gente y acá hay muchos lugares en los que se ha usado el Estado para acomodar a los parientes y a los amigos de la política y eso no funciona”, aseguró.
Luego, explicó que con los cambios que promueve y que debate el Congreso “vamos a ir bajando el déficit fiscal y hacernos cargos de enderezar el desorden que se generó en los últimos 15 años”.
“Estamos comprometidos como parte de la reforma a bajar los impuestos porque afectan la capacidad de crecimiento de la Argentina. Son tan distorsivos que impiden las inversiones y el crecimiento”, lamentó.
Macri también salió a defender la reforma previsional que impulsa su Gobierno al sostener que los jubilados podrán “ajustar sus ingresos por arriba de la inflación”. Dijo que con la fórmula actual de ajuste de las jubilaciones, el sector pasivo ha visto “disminuido sus ingresos” y enfatizó que con el nuevo cálculo “los jubilados van ajustar sus ingresos por arriba de la inflación”.
El presidente aseguró que la iniciativa previsional encarna una “previsibilidad” que le garantizará a los jubilados “más allá de que estamos comprometidos a bajar la inflación mientras ese proceso avance”, que “ellos no se verán perjudicados por la inflación, y si los salarios mejoran como esperamos, van a ver mejorar sus ingresos”.
Al defender la reforma, el jefe de Estado  aseguró que la formula vigente “le hizo perder” al sector pasivo “frente a la inflación”, y aclaró en ese contexto que desde el Gobierno “estamos comprometidos a bajar los impuestos”.