El atleta de remo adaptado se quedó con el máximo galardón de la premiación del club correntino y afirmó: “Esto recién comienza”.

Completando una temporada brillante, repleta de logros y excelentes resultados en todos los torneos que compitió, el remero regatense Alejandro Vera coronó un año estupendo al convertirse en el flamante ganador del Regatas de Oro 2017 y tras su consagración, el atleta resaltó: “Esto recién empieza, porque mi meta es Tokio 2020”.
En una temporada en la que mostró su mejor versión desde el inicio del año, demostrando un nivel altísimo en cada una de las competencias, el gran ganador de la XXIX edición de los Premios Regatas resultó el remero regatense Alejandro Mago Vera.
Después de 11 años, el máximo galardón regatense se lo llevó uno de los deportes fundacionales de la institución correntina, cerrando los festejos por el 94º aniversario del club fantasma.
Tras quedarse con el Regatas de Oro 2017, Vera dijo: “Me sorprendí y me emocioné mucho, por el esfuerzo, por el sacrificio, por la voluntad que uno hace. Recibir un premio de esta envergadura reconforta muchísimo”.
Asimismo, el ganador del máximo premio regatense completó sus sensaciones diciendo que destaca el esfuerzo de cada uno de los ganadores de todas las categorías en esta notable premiación; además, reconoció el esfuerzo y trabajo que realiza cada uno de los atletas que representan al club todos los días,  tanto en competencias como entrenamientos, teniendo méritos todos para llevarse el oro.
Vera, flamante subcampeón Argentino en Tigre 2017, fue confirmado por tercera temporada consecutiva en la selección nacional de remo adaptado, tras comenzar a competir hace precisamente tres años y de manera fortuita.
“En este momento de profunda alegría quiero agradecer muy especialmente a Fernando Ortiz, que un día me vio entrenando en el club y me insistió, una y otra vez, en que probará competir y aquí estoy”, señaló.
Agradeció a la comisión directiva por el premio, destacó a los empleados del club que siempre ayudan desde el primer momento del día.
“Quiero compartir este premio con mi familia, con mi mamá, con mi papá, que desde el cielo yo sé que me está felicitando. Quiero decirles a todos que esto recién empieza, porque mi meta es Tokio 2020”.