Una inspectora fue agredida por una mujer y un hombre que ocupaban una camioneta mal estacionada. 

Una inspectora de tránsito fue atacada en pleno cumplimiento de su trabajo. Reina Bruga advirtió que una camioneta estaba mal estacionada en Mendoza al 800. Luego de varias advertencias, se acercó al vehículo y fue primero increpada de atrás por una mujer, que la empujó, la arañó y hasta le mordió. Después, bajó el acompañante y se sumó a la agresión a la trabajadora municipal, que fue trasladada a un sanatorio privado.
“Estaba trabajando cuando veo la camioneta que estacionó, le toqué el silbato para indicarle que no estacionara y, de atrás, me atacó una mujer, que comenzó a empujarme hacia la calle, donde pasaban los autos. Su intención era hacerme daño”, relató víctima a radio Sudamericana.
“El hombre me agarró de las manos y ella le decía: rompele la cara a esta coimera. Lo que me dio una impotencia porque jamás le saqué un peso a nadie. Hace 25 años que soy inspectora. Siempre tenemos roces con la gente porque no les gusta que se les indique que están haciendo algo mal, pero es la primera vez que me agreden de esta manera”, contó.
“Fui zamarreada por el hombre y la mujer me agredió mucho. Si una señora que trabaja en un local en la zona no me ayudaba, me mataban”, agregó sobre el episodio registrado el jueves por la tarde.
La subsecretaria de Tránsito de la Municipalidad de la Capital, Elizabeth Tumilasci, comentó este viernes que la inspectora “estaba evitando que los vehículos estacionaran, porque es una calle donde está prohibido hacerlo”. “Había una camioneta negra en infracción. La inspectora tocó el silbato, luego se acercó amablemente y le pidió que por favor siguiera su camino, cuando por detrás una mujer comenzó a agredirla, empujándola hacia la calle, rompiéndole el uniforme y mordiéndole la mano brutalmente”, describió.
“El estado de salud de la inspectora es bueno”, dijo y comentó que “personalmente, junto al asesor legal de Tránsito,” acompañó a Bruga hasta el sanatorio, “de ahí se hizo la denuncia en la comisaría 4ª y luego concurrió para que sea revisada por los peritos forenses”. 
La funcionaria, que depende de la Secretaría de Movilidad Urbana y Seguridad Ciudadana, explicó que este tipo de agresiones “lamentablemente se reiteran” y “vienen dándose desde hace varios años. Estamos viendo esta falta de socialización entre el agente de tránsito, que busca evitar un mal mayor, con el vecino”.
“Necesitamos que se comprenda que los inspectores son funcionarios públicos que están cumpliendo un rol para evitar un mal mayor, como un accidente, y en tal sentido queremos generar desde la Intendencia y la secretaría del área el diálogo entre el vecino y el funcionario para evitar este tipo de incidentes”, expresó.

Foto: La subsecretaria de Tránsito municipal, Elizabeth Tumilasci./ Prensa Municipalidad de Corrientes