La llegada de devotos al predio de la ruta 123 es incesante desde hace días. 

Desde hace días, la llegada de devotos del Gauchito Gil es incesante en Mercedes. Se estima que este año, el predio del santo pagano situado a la vera de ruta 123 reunirá unas 250 000 personas. 
Llegan a pie, a caballo y en vehículos. El santuario está ubicado a 8 kilómetros de la ciudad de Mercedes, en el empalme de las rutas nacionales 119 y 123. Allí, este lunes será un gentío. Efectivos de la Gendarmería y la Policía de Corrientes, y agentes de Vialidad Nacional y de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) intervienen en los operativos de seguridad y control. 
Hernán Escobar, de 25 años, llegó al predio de la Cruz Gil desde Resistencia. Desde los 16 años es un fiel promesero que se acerca motivado cada año, ya que el Gauchito siempre le cumplió. Este año, llegó hasta el altar de rodillas a cumplir con su promesa, cuenta el sitio Tu Mercedes.
Mariano Rubén Tisera, de 29 años, arribó acompañado por sus familiares. Quiere agradecer y pedir por su pronta recuperación ya que tuvo un accidente. Luego de varias horas de espera, pudo ingresar en su silla de ruedas este domingo al lugar donde se encuentra la imagen del Gaucho.
Jonatan Canteros, un joven de 23 años, hace 4 años que es promesero. Por un accidente, no puede caminar. Y Jorge Zamora, de San Fernando del Valle de Catamarca, llegó hasta la Cruz arrodillado. Hace 19 años que es devoto.

Misa y cabalgata

Este lunes, se celebrará una misa en la parroquia Nuestra Señora de las Mercedes en memoria de Antonio Gil, tras lo cual se llevará la cruz que lo recuerda hasta el predio de la ruta nacional 123 en una cabalgata. Para ello, la Municipalidad de Mercedes informó que se implementará un operativo “cerrojo”. Los jinetes se deberán concentrar en el ingreso de Juan Pujol y el resto de las calles aledañas a la iglesia estarán cortadas. 
El recorrido comprenderá las calles Chacabuco, Lavalle y Pellegrini. Una vez que la columna de jinetes ingrese a la ruta, el personal de la Dirección de Tránsito delegará la conducción de la caravana a la Gendarmería Nacional y la Priar.