El gobernador asistió este martes al último ensayo del ballet oficial de la Fiesta Nacional del Chamamé, en el Teatro Vera.

El gobernador Gustavo Valdés dijo este martes que el objetivo de su gestión es “fusionar los aspectos culturales más fuertes que tenemos en la provincia y que trascienden las fronteras”, como el chamamé y el carnaval, tras presenciar esta mañana el último ensayo del ballet oficial de la 28.ª Fiesta Nacional del Chamamé, en el Vera. 
Poco después de las 10, Valdés llegó al teatro de la ciudad, acompañado por el ministro de Coordinación y Planificación, Horacio Ortega. En la escalinata fue recibido por el presidente del Instituto de Cultura de la Provincia, Gabriel Romero; el director de Artes Visuales, Eduardo Sívori, y otros funcionarios del área cultural.
El gobernador expresó su gratificación por el esmero y la pasión que pusieron los integrantes del ballet y, dirigiéndose al director, le hizo conocer la idea de que el espíritu chamamecero se incorpore al carnaval, durante los shows de comparsas con la actuación del ballet oficial. “Nosotros estamos tratando de realzar lo que tiene que ver con el carnaval, que no solo sea un desfile sino materia cultural, que sea algo importante en esa presentación y ese despliegue que tenemos. Queremos que vuelva todo lo artístico del carnaval y entre comparsa y comparsa en ese show que pretendemos potenciar, queremos invitar que esté el ballet de ustedes para hacer una expresión de chamamé y carnaval. De esta manera comenzamos a fusionar los aspectos culturales más fuertes que tenemos en la provincia y que trascienden las fronteras”, indicó.
Desde el escenario, el director y coreógrafo del ballet oficial, Luis Marinoni, saludó al mandatario y explicó aspectos fundamentales de la representación que hará el cuerpo de baile en las 10 noches de la fiesta en el anfiteatro Tránsito Cocomarola. 
Durante 40 días, bailarines de la provincia y de otras vecinas ensayaron 8 horas diarias las 14 obras que presentarán en la gran reunión chamamecera. De los 120 que se inscribieron y quedaron 40 bailarines “rigurosamente seleccionados”, subrayó.
Marinoni explicó al gobernador y a las autoridades que presentarán 14 obras, con tres principales: la Apertura, Litoraleña y Al mencho correntino. También van a rendir homenaje a Tránsito Cocomarola y al gran bailarín Santiago Ayala, el Chúcaro. 
El gobernador destacó el esfuerzo de los componentes del ballet y comentó sobre la iniciativa de firmar un convenio con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, para el intercambio de expresiones culturales y la posibilidad de que el ballet oficial del chamamé pueda presentarse en el Teatro Colón. 
“Vine a acompañarlos, sé el esfuerzo que hacen y desearles mucha suerte de este trabajo de nuestra cultura que se traduce en baile, así que felicitaciones y éxitos para las diez noches de la fiesta”, dijo.